jueves, 31 de diciembre de 2015

Adios 2015 !bienvenido 2016!

Último día del año 2015, un año de muchas emociones. Un año en el que he tenido que parar muchos proyectos y embarcarme en otros que no tenía planeados. Un año en el que he aprendido a mantener la calma y a valorar instantes que antes pasaban desapercibidos. Un año de auto-conocimiento y agradecimientos. 

Un año en el que me he desesperado por querer y no poder scrapear, en el que he tenido miedo, he estado muy cansada, he tenido que renunciar a planes y en muchos momentos he sentido que no llegaba a todo. Pero también un año en el que me he sentido muy querida, he disfrutado viendo mi barrigota crecer, de cada ecografía, de los movimientos de Emma, de la ilusión de hacer crecer a nuestra familia y hacer crecer el amor que hay en esta casa. 

Me he sentido reconfortada por ese hombre que no se separa ni un segundo de mi lado, que me despierta con abrazos, me acompaña a cualquier otra parte y se encarga de todas las tareas del hogar para que yo no tenga que hacer nada. 

Me he sentido orgullosa de trabajar para ser una "buena" mamá para Nora. De respirar antes de perder los nervios, de llevarla a tiempo al cole, de cumplir con todas las tareas del cole, de educarla en valores como la igualdad y el respeto, de preocuparme no sólo por alimentarla y vestirla, sino por que se sienta infinitamente querida; por que se sienta especial y única siendo tal y como es; por que no se crea ni más ni menos que nadie; por que no le importe lo que otros piensen de ella; por no compararla ni que se compare; porque respete a los que son diferentes o sienten diferente; por que no se preocupe por equivocarse, porque su mamá y su papá también se equivocan. Por que tenga su espacio donde desarrollar su mundo, su imaginación, sus momentos de creatividad, sus juegos sola, acompañada... por animarla a jugar, a disfrutar de ser niña. 

Empecé el año 2015 con la palabra "tiempo", con el propósito de dedicármelo a mi, al scrap, a Nora, a los amigos; y sin embargo este año me ha enseñado que su palabra es "familia". 

Papá, Emma y tus 3 años "mediana Nora" habéis sido lo mejor de este año 2015. Tú, dormilona y cariñosa como mamá, con esa mamitis que adoro pero que no me deja dormir cuando te empeñas en hacerlo abrazada a mi cuello, y sin embargo cada vez más independiente, sacando tú carácter, rebelándote con un rotundo !NO!. Tú, tan divertida como papá, no hay día en el que no bailemos y nos riamos. Tú, comprensiva, una niña con la que es fácil hablar y hacerle comprender, que no entiende apenas de rabietas, que cada día tiene más ¿por qué?. Tú, que no te gusta estar sola en otra planta y todavía me gritas !mamiiii! para que esté contigo. Tú, que abrazas mi barrigota y susurras "Te quiero Emma, tengo ganas que salgas ya" Tú, que aún me dices "que no vas a dejarme de querer nunca" con un profundo abrazo. 

Mis deseos para el 2016 son seguir viendo crecer a mi mediana y a mi pequeña, al tiempo que aprendo a ser una buena bimadre. Recuperar momentos scraperos curativos y compartirlos en el blog. Y aprender a respirar, para traer al mundo a Emma, para mantener la calma, para disfrutar de cada momento de la vida.






2 comentarios:

  1. Que bonito Sandra... Nuestras hijas son lo mejor de nosotros.
    Feliz año, el año de Emma.
    Bss

    ResponderEliminar